Todo emprendedor cuando lanza un nuevo negocio tiene un objetivo: el éxito. Todo su trabajo y esfuerzos estarán orientados en lógralo. Pero tener éxito en los negocios no está al alcance de todos. Según las estadísticas, en España y en América Latina, 9 de cada 10 empresas fracasan en sus primeros 3 años de vida. ¡Alucinante! Sobre todo cuando sabes lo que cuesta crear una nueva empresa, y no solo hablo de dinero, sino también de todo el trabajo y la ilusión que un emprendedor  pone en su proyecto.

Pero, ¿porque es tan elevado el número de nuevos negocios que fracasan y no tienen éxito? Pues la razón está en el mismo origen de la empresa, en el emprendedor. Y es que el 95% de los emprendedores no está preparado para desarrollar un negocio.

Por eso, cuando uno se lanza en la aventura empresarial y decide lanzar un nuevo negocio lo más importante es saber por qué lo haces, y después ya estudiaras como hacerlo. Así que en primer lugar define un objetivo SMART cuyas letras traducidas al español seria: Especifico, Medible, Realizable, Relevante y Definido en el tiempo.

Para ayudarte en la definición de tu objetivo voy a compartir contigo ciertas tendencias e ideas que algunos de los empresarios más conocidos del mundo: Richard Branson, Mark Cuban, Anthony Robbins,…, y muchos más, han puesto en práctica para crear sus propios negocios y popularizado posteriormente. Por cierto, al final del post os dejo un link a un artículo que me ha servido para escribir este post y donde encontrareis más información sobre estos empresarios y muchos otros.

Estas fueron algunas de las tendencias más importantes en su asesoramiento empresarial:

  1. Las ideas de negocios por sí solas valen muy poco. Si deseas lanzar un nuevo negocio y tener éxito con él, debes resolver problemas importantes ligados a la financiación, la logística, la mano de obra,…. La ejecución lo es todo en los negocios, y mucho más importante que las ideas.
  2. No te limites a aprender cómo iniciar un negocio a menos que estés haciendo algo que realmente te guste y en lo que seas bueno, o que bien que sea algo a lo que puedas convertirte en un experto en los próximos años. Recuerda, lanzar una nueva empresa es fácil, lo difícil viene después.
  3. Tener éxito en los negocios se trata más de su mentalidad, psicología y determinación que de encontrar consejos, trucos, y ejemplos similares que ya han hecho sus pruebas en el mercado. Cada negocio es diferente, ninguno se parece pese a que su mercado objetivo sea el mismo, y un empresario de éxito es aquel que sabe navegar entre la incertidumbre y las dificultades sin perder de vista su objetivo final: el éxito.
  4. Si quieres lanzar un nuevo negocio o crear tu empresa, ¡empieza hoy! La única forma de realmente aprender algo nuevo es practicándolo y en los negocios no puedes permitirse el lujo de quedarte sentado esperando fondos, esperando que alguien más venga para ayudarte a ejecutar tu idea o quejarte de que no tienes tiempo. Poner excusas no te ayudará a iniciar un negocio y seguro que no te ayudará a crear el estilo de vida que deseas para ti. ¡Créeme yo sé de lo que hablo! He montado varios negocios, he cambiado de país, he fracasado, he triunfado,…., pero sobre todo, he aprendido muchísimo y siempre lo he hecho practicando.
  5. Lanza tu negocio antes de que te sientas preparado. Si esperas hasta que tu producto o servicio sea perfecto, terminaras siendo el segundo, ya que siempre hay alguien más que estará haciendo un mejor trabajo que tú para ayudar a esos clientes a resolver sus problemas. Valida tu idea de negocio lanzándola rápidamente, atrayendo a un pequeño grupo de clientes de pago y adaptándote para que tu solución sea excelente para ellos con el tiempo.
  6. El tiempo es oro y ser capaz de bien priorizar es fundamental. La forma en que elijas administrar su tiempo y decidir qué oportunidades perseguir tendrá un gran impacto en tu éxito al iniciar un negocio. Subcontrata todo lo que puedas delegar (aunque seas un experto), para que puedas concentrarte en hacer lo que solo tú, y ningún otro, puedes hacer en tu negocio.
  7. Haz todo lo que esté a tu alcance para evitar gastar más dinero de la cuenta cuando comiences un negocio. Crea una solución (producto o servicio) que proporcione valor a tus clientes y que solo consuma el mínimo de capital necesario. Cuando los beneficios vayan llegando ya tendrá tiempo de ir reinvirtiéndolo en tu negocio.
  8. Dedícale tiempo a hacer networking. Nunca dejes de construir relaciones estrechas con los clientes y otras personas de tu sector de actividad. Cambia tu chip y por ejemplo ve a tus competidores como socios y colaboradores potenciales puede tener un impacto positivo en tu negocio, participa en eventos aunque no estén íntimamente ligados con tu sector de actividad, se visible en las redes sociales hasta convertirte en una referencia, participa como speaker en congresos, escribe artículos para hablar de tu sector de actividad y al mismo tiempo citar a tu empresa,…, todas estas acciones y muchas más te permitirán aumentar tu lista de contactos y eso vale dinero, ya que quien tiene una amigo, tiene un tesoro. Por cierto, cuando te encuentres con gente, sobre si negocias con ellos, no te olvides de la importancia de bien escuchar
  9. Quien va piano va lontano. Recuerda lo que te he dicho de los objetivos SMART, y concéntrate en establecer y lograr pequeñas metas incrementales, en lugar de intentar desde el minuto cero lanzar un negocio que refleje instantáneamente tu visión de lo que la empresa debería ser en los próximos años. Establecer metas realistas es un componente importante para lograr el éxito a largo plazo. Y además esto te ayudara a mantenerte motivado y perseverar.

Lectura recomendada

Tony Robbins: Poder absoluto

Uno de mis libros de cabecera y el cual, ¡habré leído ya unas 6 veces!


Referencias: 60 Top Entrepreneurs Share Best Business Advice