Por qué se cansan nuestros ojos delante de una pantalla

A continuación encontrara unos sencillos consejos para evitar el cansancio ocular en la oficina. El trabajo puede generar altas situaciones de estrés y cansancio para nuestros ojos.

Cuenta la leyenda que, por naturaleza, los seres humanos tienen una mejor visión central, ya que desde el origen de los tiempos se han dedicado a la caza, por lo que sus ojos se han adaptado a las necesidades que esta actividad conllevaba. En el caso de las mujeres, dado que se dedicaban al cuidado de los hijos y de la casa, su visión periférica era mucho más ágil, para así poder vigilar la cueva, los movimientos de los niños y los extraños que se acercaban.

¿Por qué se cansan nuestros ojos delante de una pantalla?

Si desde el comienzo de los tiempos, nuestros ojos estaban diseñados para ver únicamente en posiciones lejanas, con el paso del tiempo, los hemos ido obligando a variar sus funciones primitivas para que tanto hombres como mujeres cuenten con una buena visión cercana y así enfrentar las largas horas que pasan ante pantallas, libros y revistas. Este es el motivo por el que nuestros ojos deben adaptarse a este tipo de visión, lo que supone un gran esfuerzo para ellos.

¿Cómo podemos reducir la fatiga visual?

Asegurarnos que nuestra visión es correcta

Cuando nos ponemos delante de las pantallas, independientemente del dispositivo (ordenador, tablet o teléfono móvil) estamos exigiendo un gran esfuerzo a nuestros ojos. Cualquier pequeña graduación que no esté corregida, al estar de nuevo tantas horas frente a una pantalla, repercutirá en el cansancio de los ojos y general. Es preciso revisar la visión y utilizar siempre la graduación más actualizada para evitar la fatiga ocular. Si usted tiene mas de 40 años y aun no lleva gafas puede que empiece a sentir los primeros síntomas de la presbicia o vista cansada, un problema que implica una perdida natural de la capacidad para enfocar en vision de cerca y la necesidad de utilizar gafas para poder leer o trabajar con el ordenador.

Mantener la postura adecuada cuando estamos leyendo o ante la pantalla

Igual que les recordamos a los niños cómo deben sentarse, los mayores debemos recordar esos consejos que nos daban en el colegio: postura erguida, con la espalda apoyada en la silla y la pantalla a, como mínimo, 50 cm de distancia de nuestros ojos.

Evitar reflejos en la pantalla

Debemos evitar que la luz nos moleste cuando estamos ante el ordenador, ya que, al no hacerlo, estaremos obligando a nuestros ojos a realizar un esfuerzo mayor. A día de hoy existen múltiples soluciones para trabajar con comodidad ante las pantallas, como los filtros de pantalla o las lentes que reducen la fatiga visual; además de la clásica buena iluminación, que es imprescindible tanto en casa como en el puesto de trabajo.

Descansar los ojos con la regla del 20-20-20

Una regla muy simple, pero muy eficaz: cada 20 minutos de trabajo es preciso descansar 20 segundos mirando a 20 pies de distancia, o lo que es lo mismo, a unos 5 o 6 metros, y parpadear unas cuantas veces.

Evitar la sensación de ojo seco

Si tenemos tendencia a sufrir ojo seco o si usamos lentes de contacto y sentimos que se nos secan tras horas en la oficina, debemos usar humectantes oculares que podemos adquirir en cualquier óptica, y así aliviar esa sensación de nuestros ojos.

No olvidar parpadear

Sabemos que cuando estamos ante la pantalla del ordenador, nuestros ojos olvidan el parpadeo. Si en una situación normal parpadeamos cada 4 segundos, es decir, 15 veces por minuto; sin embargo, si estamos atendiendo a nuestro ordenador esta frecuencia de parpadeo se reduce en un 70%. Además, cuando nos sentamos ante las pantallas nuestro ojo realiza un parpadeo más suave –sin que el párpado superior llegue a tocar el inferior- por lo que provocamos que nuestra lágrima no se distribuya correctamente por todo el ojo.

Mas información sobre la fatiga visual o cansancio ocular de los usuarios de pantallas:

5 trucos sencillos para reducir la fatiga visual por uso excesivo de pantallas

Es imprescindible que todo trabajador acuda a un profesional de la visión para que este confirme que contamos con una graduación precisa y actualizada y pueda ofrecernos soluciones para minimizar los síntomas que sintamos durante la larga jornada laboral, otorgando a nuestros ojos el máximo gran confort visual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies