¿Cuántos pares de gafas necesita?


¿Me hacen falta dos pares de gafas, o mejor tres? ¿Es una buena idea tener un solo par de gafas? Estas preguntas se las hacen multitud de personas y en este artículo voy a darle las informaciones que necesita para poder decidir cuántos pares de gafas debe tener.

La respuesta a esta pregunta no es sencilla. Actualmente estas rodeados de tecnologías y realizamos trabajos que solicitan nuestra visión en permanencia, pero con diferentes necesidades a las que un solo par de gafas no puede responder.

Comprar un par de gafas continúa siendo una decisión muy personal. Las gafas que compre deben quedarle bien, reflejar su personalidad, o incluso enriquecerla, y adaptarse a sus necesidades visuales.

Yo tengo 4 pares de gafas: unas con lentes de cerca para leer en casa, unas con lentes ocupacionales para trabajar con el ordenador, unas gafas progresivas que uso cuando salgo a la calle o conduzco el coche y unas gafas de sol. Ahora bien, yo soy hipermétrope, présbita y trabajo muchas horas delante de pantallas. Cada uno somos diferentes en cuanto a nuestras necesidades visuales, por eso le repito, el numero de gafas que usted tenga no tiene que corresponder con el mío.

A continuación le voy a explicar como yo veo las cosas y cuantos pares de gafas pienso que debería tener cualquier persona. Ahora bien, esta es mi opinión personal. Usted puede estar de acuerdo o no, pero al menos le servirá para poder tomar su propia decisión.

Un par de gafas para el día a día

Unas gafas que usted pueda usar en cualquier situación. En mi caso este par de gafas corresponde al que tienen las lentes progresivas.

Tanto si utiliza lentes monofocales como lentes progresivas, necesitará unas gafas que le permitan ver de forma óptima. Las gafas se convertirán en uno de sus bienes más preciados y le harán la vida más fácil proporcionándole una visión perfecta. Como si de una segunda piel se tratase, la montura deberá adaptarse a su personalidad, sus facciones y, en la medida de lo posible, a su ropa.

Usos para este par de gafas: conducir, leer la carta de un restaurante, leer y escribir en su teléfono móvil cuando este dentro y fuera de casa, …, en otras palabras, tener una gafa que le permita ver de forma nítida y cómoda en cualquier momento o lugar.

En el caso de los présbitas las gafas progresivas permiten evitar tener que llevar 2 pares de gafas, unas para lejos y otras para cerca.

Aquellas personas que sean sensibles a la luz y que no quieran llevar con ellos 2 pares de gafas, unas de vista y otras de sol, tienen la opción de utilizar lentes fotocromáticas. Estas lentes cambian de color cuando se sale al exterior (gracias a los rayos UV) y pasan de ser transparentes a ser lentes oscuras.

Un segundo par de gafas para el sol

Las gafas de sol son obligatorias, no lo digo de broma.

La radiación UV es súper peligrosa para sus ojos y está detrás de patologías oculares tan graves como las cataras o la degeneración macular asociada a la edad. No se arriesgue a quedarse ciego por no llevar gafas de sol.

Le dejo unos artículos que le explicaran en detalle porque es tan importante proteger sus ojos del sol. No se la juegue, ni juegue con la visión de sus hijos. Si, los niños también deben llevar gafas de sol, no los olvide.

Un tercer par de gafas para tareas especificas

Si pasa mucho tiempo delante de dispositivos digitales, realiza trabajos manuales (coser, trabajos manuales,…) o si hace deportes de exterior (running, ciclismo, esquí, ..) sus gafas de vista o de sol no le servirán o no le protegerán como deberían.

Todo el mundo emplea dispositivos digitales y móviles como smartphones, tablets, etc. Estos dispositivos son ya habituales en cualquier edad. No obstante, las distancias de trabajo con los dispositivos digitales son más cortas que con los medios impresos. Para las personas mayores de 30 años mirar continuamente de cerca implica un esfuerzo adicional. Los ojos cansados y, en ocasiones, secos son con frecuencia una de las consecuencias del empleo de dispositivos móviles durante muchas horas al día. Las lentes especiales (como las lentes digitales) pueden relajar los ojos y ayudarle a leer de cerca.

Además han ido apareciendo nuevos tratamientos que prometen proteger a sus ojos de la dañina luz azul que emiten las pantallas de estos dispositivos. Si usted o sus hijos pasan mucho tiempo mirando pantallas, piense en usar este tipo de tratamientos. Por si le sirve, esta es mi opinion sobre los filtros contra la luz azul.

Gafas para leer y trabajar con mayor comodidad o seguridad

Anteriormente ya le he hablado de las gafas de cerca si necesita leer o de las gafas progresivas si no quiere llevar 2 pares de gafas. Pero si pasa mucho tiempo sentado delante del ordenador entonces las lentes progresivas o de lectura no serán siempre las más adecuadas, ya que su postura varía. Una postura no ergonómica o incluso tensa mientras está sentado en su escritorio podría impedir una visión óptica o incluso ser perjudicial para su salud. En este caso, invertir en unas gafas para el ordenador puede ser una excelente opción a la hora de satisfacer sus necesidades de visión especiales.

Unas gafas de sol para practicar deporte

Estas gafas deben contar con una montura curva que las proteja de forma especial frente al polvo, la suciedad, el sol o las pequeñas partículas que se encuentran suspendidas en el aire.

Si necesita gafas graduadas sepa que los fabricantes de lentes son capaces de ofrecerle lentes de alto rendimiento. Una tecnología especial permite ofrecer una visión óptima incluso en las zonas periféricas curvadas de la lente.

Gafas de protección

Si es usted trabaja en oficios manuales (carpintero, soldador, obrero, masón,…) o es un manitas y le gusta hacer usted mismo las reparaciones que su casa necesita o fabricarse sus propios muebles, no olvide proteger sus ojos. Una chispa, una piedrecita, un poco de polvo,…, que entre en su ojo además de arruinarle el día e incluso mandarlo al hospital.

Una gafa para cada look

Algunos usuarios de gafas preferirían tener un par de “gafas invisibles”, es decir, que pasaran desapercibidas. Pero también los hay que están obsesionados con la moda y prefieren tener unas gafas para cada modelo. Tienen suerte, ya que existen innumerables y fascinantes monturas. Pero, ¿por qué solo es la montura la que sigue la moda? Las lentes pueden ajustarse a su estilo con los tintes adecuados, con gradientes o incluso con tratamientos de espejo. Convierta sus gafas en un elemento exclusivo de moda.

Y por supuesto unas gafas de repuesto

Aunque normalmente no son muy populares, resultan útiles en caso de emergencia. Hablamos de las gafas de repuesto. Los usuarios que dependen de sus gafas necesitan las gafas de repuesto tanto como los usuarios de lentillas. Otros las guardan en la guantera del coche porque en su carné de conducir pone que deben llevarlas para conducir. Los que llevan gafas desde hace mucho lo tienen más fácil porque siempre tienen un par de gafas antiguas que les sirve de repuesto.

Nunca estará tan contento como el día que tenga un problema con sus gafas habituales y tenga unas de repuesto a mano, si a usted ya le ha pasado ¿a que está de acuerdo conmigo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies